Your address will show here +12 34 56 78
Data Science, Social Business Intelligence, Social Media Monitoring
Visualmente atractivos, los “dashbords” han sido y siguen siendo un buen gancho comercial para vender tecnología, consultoría, innovación y demás valores analíticos y similares. Es por eso que los vemos constantemente.

A parte de su uso -y un cierto abuso- como reclamo para impulsar proyectos de todo tipo,  existe una doble utilización de los dashboards, que complica su diseño, me explico. En función de los usuarios del Dashboard, tenemos de dos tipos:
a) Dashboards para directivos: KPI’s (indicadores) con las mediciones clave del negocio, área o tarea. Seguimiento periódico, agregaciones temporales y por alguna otra dimensión (geográfica, producto/servicio, agrupación de clientes,…). Fáciles de leer en poco tiempo, mejor si son agradables gráficamente, pero poca interacción con los datos (estáticos o algunas agregaciones predefinidas).
b) Dashboards para analistas: entorno gráfico para descubrir correlaciones, tendencias, anomalías, en difinitiva conclusiones valiosas en los datos. Utilizan la visualización avanzada (gráficos avanzados), uso de algoritmos e idealmente deberían permitir integrar distintas fuentes de datos, tanto internas como externas. Dinámicos, preparados para leer gran cantidad de datos, a veces en tiempo real. Generalmente con gran libertad de agregación, muchas veces sin agregaciones predefinidas (todos los datos al máximo nivel de detalle), libertad para seleccionar tipos de gráficos, añadir variables, probar algoritmos, etc…

Pero los Dashboards sufren una maldición, y es que cada vez más usuarios se dan cuenta de que caducan rápidamente. Sufren el paso del tiempo, pasan de moda. En la práctica, tras un período cada vez más breve, en que todos quieren acceder al nuevo Dashboard, deja de ser consultado y cae en el olvido de sus usuarios potenciales.
 
¿Y porque ocurre éste fenómeno? O bien porque los KPI’s no ayudan a entender suficientemente las claves del negocio, los planes estratégicos y/o inciativas del momento, o posiblemente porque no miden, ni segmentan por las variables que importan.
Otro motivo que explica la caducidad es que los analistas, que interactúan más a fondo con los datos, se centran en resolver ciertos problemas, optimizaciones,…y que una vez enfocados y mejorados adecuadamente necesitan pasar al siguiente tema candente.
Otro factor importante es la necesidad de integración de múltiples fuentes de datos, tanto internas como externas, añadiendo nuevas variables que pueden aportar luz a la medición o al análisis.
 
Por tanto los Dashboards, o los entornos analíticos que permiten diseñarlos, deben ser ÁGILES, fáciles de adaptar, cambiar, compartir con otros usuarios, añadir nuevas fuentes de datos (conexión y muchas veces también transformación y adaptación a.k.a ETL).
Cada vez encontramos en las empresas más personas con una orientación analítica, que exigen herramientas y recursos. Éstos usuarios necesitan analizar lo que importa en cada momento y una gran agilidad para realizar su trabajo; ya sea en un rol directivo o en un rol puramente analítico.

No dejemos que los Dashboards caduquen, evitemos la maldición de los Dashboards.

Recomendaciones para evitar la maldición de los Dashboards:
– Verifica que las métricas (KPI’s) son entendidas por todos y aceptadas como importantes
– Piensa en el perfil de los usuarios del dashboard: negocio vs análisis, o managers vs analistas/data scientists
– Utiliza tecnología que permita:
  1.cambiar y adaptar los dashboards de manera ágil
  2. añadir fácilmente nuevas fuentes de datos, e integrarlas entre sí
  3. transformar y dar formato a las variables
– En la selección y diseño de los gráficos utiliza las mejores prácticas de visualización de datos https://en.wikipedia.org/wiki/Data_visualization
– Cuando los usuarios sean analistas, data scientists o perfiles similares, ten en cuenta que van a necesitar testear y probar modelos de datos, algoritmos y machine learning. Van a utilizar python, R o entornos parecidos. Cuanto más integrado con el dashboard, mejor, mayor agilidad. Incluso mejor seria diseñar un entorno de análisis completo y ágil, en el que los Dashboards sea un elemento mas, sobretodo útil para compartir los resultados de los análisis que se realizan.

Como siempre en BrandChats estaremos encantados de compartir con vosotros nuestra visión sobre la análisis avanzado y el data science.
0

Social Business Intelligence

El arte para visualizar los datos no es tarea fácil. ¿Cómo podemos comunicar a la población de una forma comprensible y en cierta forma atractiva los datos relacionados a los mercados financieros, resultados de las elecciones políticas o transporte? En general, datos que afectan a su vida diaria.

Desde que la visualización de datos e información empezó a emerger, son muchas las disciplinas (científico de datos, diseñador, comunicador…) que contribuyen a embellecer la información primaria, esa combinación especial entre arte y ciencia. La mezcla de los diferentes elementos que aporta los matices artísticos y científicos, ofrecen un sinfín de posibilidades a la hora de plasmar los datos. Aunque es un gran reto representar de forma inteligible y bella los miles o millones de datos que puede aportar un estudio, no es imposible. De hecho, el “Visualizador de Datos”, “Artista de datos” o “Data Artist” se ha convertido en una profesión muy demandada y es la encargada de utilizar la visualización como técnica precisa para el análisis y sobre todo, plasmar la utilidad y valor de la información de forma atractiva y comprensible para el público.

¿Qué papel juega el artista de datos en la extrapolación científica de la información?

El Data Artist es un analista de negocio especialista en crear gráficos, diagramas, infografías y otros instrumentos visuales que ayuden al ojo humano a comprender datos complejos.

La visualización de datos tiene dos propósitos generales: reducir los datos, son los gráficos de resumen adecuados para los informes anuales o bien, revelar datos, que son aquellos gráficos que muestran algo que nunca se ha visto antes. Las empresas necesitan el arte visual para implementarlo en ambos tipos de datos.

Un volumen creciente de empresas están buscando nuevos métodos para mostrar sus datos y se inspiran en el mundo artístico para conseguirlo. A medida que más organizaciones contratan a un Data Scientists, existe una creciente tendencia a contratar a un profesional creativo con formación en Big Data cuyo trabajo consiste en contar las historias de detrás de los datos de una forma accesible y reveladora.

La parte artística es importante porque hay que comunicar y llamar la atención

Importantes empresas tecnológicas como Microsoft y Google contratan desde hace unos años a sus artistas de datos a través de museos y galerías y los forman para trabajar en el desarrollo de nuevas visualizaciones que les puede ayudar a explicar su mensaje, promover el conocimiento de la empresa, y ayudar en los esfuerzos de marketing.

Por ejemplo, en el sector público un Data Artist puede trabajar con grandes volúmenes de datos para remarcar las tendencias y los patrones significativos de la población, la demografía y la salud pública. En cambio, en el sector privado por lo general trabaja con los datos de una sola organización para proporcionar información a los usuarios de una manera clara y fácil de entender.

En algunas empresas, el artista de datos debe cerrar la brecha entre los departamentos de Business Intelligence y diseño gráfico. En otros negocios su papel consiste en decidir la visualización y presentación de datos que los Data Scientist se han encargan de analizar y extraer las conclusiones previas.

Para tener éxito como en esta profesión, la persona debe tener una sólida formación en ciencias, matemáticas y Data Visualization . El individuo también debe ser creativo, tener fuertes habilidades de comunicación y estar familiarizado con una variedad de programas y herramientas de software de visualización, incluyendo aquellos que dan soporte a la creación de gráficos interactivos, basados ​​en la web .

0

Entrevistas

Hoy entrevistamos a Alfredo Vela, profesional del mundo de la formación para empresas. Consultor en Social Media y Commununity Manager, Bloguero, conferenciante, empresario y especialista en formación, es socio-director de la empresas Social Media TIC’s and Training.

Alfredo ha recorrido casi todas las facetas del panorama digital, desde la impartición de formación y organización de cursos pasando por la elaboración de materiales didácticos, tutorización de formación elearning y Dirección de centros de Formación. Si queréis conocerlo mejor no dudéis en visitar su blog, twitter y linkedin. ¡Empezamos!

1) Hola Alfredo. Eres experto en formación empresarial. ¿Cuándo empezó tu interés en vincular el contenido infográfico en el área formativa?

Siempre me ha gustado la información visual, y siempre que he podido la he utilizado en la formación que he impartido, aunque cuando comencé no sabía ni que se llamaba infografía. Mi relación con las infografías creció de manera impresionante cuando en mi blog TIC’s y Formación comencé a recopilar infografías, que sobre todo iban destinadas para mi y me di cuenta que de largo eran los posts más leídos, en la actualidad las infografías se han “apoderado” del blog y cada día tienen más difusión y aplicaciones.

2) ¿Nos podrías enumerar 5 sectores o ámbitos donde sea imprescindible una infografía?

Imprescindible quizás sea una palabra excesiva, pero hay muchas actividades en las que las infografías encajan como un guante, en tu anterior pregunta has mostrado una, la formación, es una formato maravilloso en este ámbito. Otros sectores podrían ser arquitectura, interiorismo, decoración y similares, por supuesto que el periodismo es el sector que más lo utiliza, un sector que ha adoptado esta forma de comunicación de mil amores es el marketing, ya que las infografía se han convertido en uno de los sistemas publicitarios de más alto impacto a un coste de los más baratos, en general podríamos decir que cuando haya que presentar datos en un formato atractivo, la infografía será uno de los primeros candidatos.

3) ¿Cuáles son las características principales que debe tener una infografía?

En primer lugar el tema, debe ser atractivo e interesante para el público que se desea llegar, en segundo lugar el título, una mal título puede dar al traste con la infografía, después factores bastante evidentes como el contenido, el diseño, color, tipos de letra, organización del contenido, … resumiendo, un buen contenido, puesto de manera bonita y con un título atractivo. keep reading

0

Bitnami