Your address will show here +12 34 56 78
Social Media Marketing

El 28 de enero del 2015 no podía empezar peor para Domino’s Pizza. El periodista peruano Carlos Navea denunció en su cuenta de facebook la falta de condiciones de salubridad en la conocida cadena. El pedido que realizó en la tienda de San Miguel (Perú), encontró una cucaracha incrustada entre la masa y queso de la pizza.

Según cuenta en el post, Domino’s Pizza le ofreció a Carlos enviarle otra pizza “de cortesía” y encontraron extraño el hallazgo del consumidor y en tono acusador, la cadena comentó “que raro que haya encontrado una…”. El cliente pidió que no le envíen otra pizza, sino su dinero.

30 minutos más tarde llegó el repartidor y el cliente insatisfecho le entregó el trozo de pizza con la cucaracha. El empleado de Domino’s comentó que la dirección del local había dictaminado que Carlos tenía que entregarle toda la pizza para recuperar el dinero y justo después el repartidor se fue.

La viralidad del mensaje de Carlos en las redes sociales y medios de comunicación empezó a tener trascendencia y el jueves 29 de enero clausuraron el recinto de Domino’s Pizza.

Los inspectores de la Dirección General de Salud Ambiental informaron a la prensa que los empleados de la cadena de pizza no les permitieron entrar en su cocina para realizar una inspección de sanidad. Además remarcaron que los trabajadores de Domino’s Pizza no dijeron nada al respecto ni quisieron firmar el acta. Esta conducta provocó la clausura del local hasta que se determine la multa correspondiente.

Finalmente Domino”s Pizza pidió disculpas Carlos Navea a través de un comunicado:

“Ofrecemos nuestras disculpas a nuestro cliente, el señor Calor Navea Paredes, por este mal rato y lamentamos que el mismo haya originado una serie de malas interpretaciones respecto a nuestra política de atención al cliente”.

Además, indican que han tomado acciones inmediatas “dejando de atender en el local donde se originó el pedido con el fin de establecer y corregir cualquier desviación de nuestras prácticas”.

Ahora la famosa cadena de pizzas tendrá que esperar la reanudación de su actividad en el local peruano y limpiar su reputación de marca. No es la primera vez que Domino’s Pizza se enfrenta a las acusaciones de sus clientes a través de las redes sociales. De hecho, existe una fan page “Repudiamos a Dominos Pizzas y sus cucarachas” donde los consumidores plasman imágenes de pizzas infectadas. Otros casos sonados, donde la marca ha sufrido una graves crisis de reputación, fue cuando un usuario recibió una pizza pegada a la caja o el vídeo que colgaron los empleados jugando con la comida.

0

Bitnami