Social Business Intelligence

La empresa social ya está con nosotros

El uso de las redes sociales mientras trabajamos ha sido tradicionalmente negativo. Muchas empresas las ven como una distracción y una pérdida de tiempo para sus empleados. De hecho, algunas empresas inicialmente restringieron el acceso a Facebook en sus ordenadores. Se ha demostrado que existen varias manera de perder el tiempo en la oficina y que si el personal no puede acceder a las redes sociales a través de sus ordenadores van a hacerlo de una forma menos eficiente a través de sus smartphones.

Sin embargo y ganando puntos a nuestro favor,  las empresas en lugar de bloquear el acceso a las redes sociales, han llegado a ver el Social Media como una parte de la vida diaria del trabajador y una forma de reflejar la sintonía con la empresa. Después de todo, si las redes sociales son parte de la estrategia de comunicación de la organización es ilógico que la misma prohíba su uso.

Al mismo tiempo, las redes sociales nos informan más rápido de lo que está pasando en el mundo que los medios convencionales. Además son una fuente constante de información y los empleados no deben tener prohibido mantenerse al día con las noticias que afectan al sector que trabajan.

Redes Sociales empresa
Foto: jaumebarris.wordpress.com

De hecho, esta semana Facebook anunció Facebook at Work una nueva plataforma enfocada a las empresas que quieren mejorar su comunicación interna, donde los usuarios podrán interactuar, comunicar y compartir con sus compañeros sin la necesidad de enlazar su perfil personal.

Pero la red de Zuckerberg no es la única. Linkedin, la principal red social de profesionales, está también explorando opciones para mejorar su interface de comunicación e intercambio de links entre miembros de una misma organización empresarial, para no perder relevancia en este nuevo nicho.

Como hemos comentado, el lanzamiento de Facebook at Work o los servicios corporativos de LinkedIn, tienen implicaciones más allá de la confidencialidad  o discreción. En realidad estamos hablando de la llegada de la “Empresa Social”.

La vida personal y la profesional se unen cada vez más. Desde nuestro smartphone respondemos e-mails de trabajo y también recibimos llamadas personales. LinkedIn ya no se utiliza solo para encontrar trabajo, también para mantener el contacto con clientes. Y Twitter es una fuente inagotable de ideas e información. Vivimos en un mundo donde lo personal y lo profesional se mezclan y es imposible separarlos por este motivo, las empresas deben intentar que ambas vidas vidas fluyan con armonía.