Social Media Monitoring

Los datos son los ingredientes pero no el plato principal

El pasado jueves 12 de junio tuvo lugar en Barcelona el Conversion Thursday donde los expertos Xavier Colomés, Anna Fernández, Adam Barnes y Pere Rovira centraron su conversación en la Analítica Accionable.

La jornada giró entorno al análisis de datos y a la evolución de las métricas. Antes lo importante era saber si las visitas web subían o si vendíamos más. Sin embargo, los datos evolucionan, el papel del analista adquiere mayor protagonismo y los métodos de estudio de datos adquiere mayor complejidad.

Un hecho que tenemos que tener en cuenta, es quien recibe estos datos y de que forman se presentan. Durante el evento pudimos escuchar frases como “En la analítica web es muy fácil encontrar datos que no te dicen nada” o “Como el hecho de saber explicar un dato, hace que puedas atraer la atención de tu Jefe”.

No debemos olvidar que los datos son largos extractos de letras y números y tanto un analista web como un analista de monitorización y reputación online tienen que gestionar e interpretar todas las variables para extraer el grano.

Los softwares nos proporcionan facilidades y numerosos métodos de clasificación que se pueden construir a medida para cada cliente. Pero no todos los datos tendrán la misma prioridad de interpretación. En este punto de inflexión es cuando el analista tiene que decidir que debe presentar y de que forma.

Como podemos deducir, no es lo mismo interpretar este tipo de gráfico donde se clasifica la información por una serie de categorías estipuladas por un clientes y segmentadas por diferentes medios de comunicación.

grafico brandchats

Dashboard BrandChats | Información segmentada por territorios

Que interpretar miles de menciones sin orden ni forma y decirle a tu cliente o jefe aquí tienes “el informe de datos del mes”.

datos brutos

Dato sin segmentación

Pero debemos tener en cuenta que para llegar a un resultado atractivamente visual y con todas las métricas y filtros aplicados, el analista se tiene que enfrentar a estos datos y proporcionar el giro visual necesario.

Los datos son como la alta cocina

Xavier Colomés, uno de los ponentes del Conversion Thursday dijo esta gran frase “Los datos son los ingredientes pero no el plato principal”.

La harina, levadura, huevos, leche y azúcar sean posiblemente los elementos claves para elaborar la base de un pastel. Su conjunto de ingredientes y la forma de cocinarlos nos deleitará con ese plato. No obstante, cada elemento por separado tienen numerosos significados. Cuando pensamos en huevos podemos hablar desde una tortilla francesa, a un huevo pasado por agua, el significado que nosotros le demos y la presentación de esa materia prima es el valor real del producto bruto.

Esta misma metáfora es 100% aplicable al análisis de datos, la presentación de los resultados y el valor que tengan para cada departamento.

La analítica por si sola no vale, no aporta y no decide.

La analítica no tiene que cambiar comportamiento, la analítica tiene que medir comportamientos.

Ya sea el estudio del proceso de compra en un ecommerce al orden de las pestañas en una web como también, la estrategia de conversación online que sigue una organización versus a sus competidores, son algunos ejemplos de mediciones que los diferentes tipos de analistas llevan a cabo.

La misión de un analyst es medir e interpretar los datos acumulativos de una organización y a través de la extrapolación, segmentación e interpretación dar un valor añadido a los resultados obtenidos.

El volumen de información que se obtiene del universo online es elevado por lo tanto, es vital que el analista siga unas directrices de los responsables de marketing y comunicación para saber hacia donde es más prioritario dirigir los esfuerzos. De esta forma, sus informes tienen un valor importante para la organización y hacen sus recomendaciones en función de los resultados.

Finalmente si los responsables de las áreas digitales implementan las recomendaciones indicadas por el Analyst es cuando los ingredientes por fin se convierten en un plato listo para comer.