Social Business Intelligence

La importancia de los cuadro de mando (CMI)

El Cuadro de Mando Integral (CMI), también conocido como dashboard, es una herramienta de control empresarial que permite establecer y monitorizar los objetivos de una empresa y de sus diferentes áreas o unidades.

También se puede considerar como una aplicación que ayuda a una compañía a expresar los objetivos e iniciativas necesarias para cumplir con su estrategia.

Para crear un CMI óptimo, las empresas deben establecer un sistema de indicadores (KPIs) para facilitar su toma de decisiones y tener el control de sus objetivos a través de la legibilidad visual combinada con los datos de interés necesarios para la organización. Se requiere un sistema completo de análisis para llevar a cabo ese proceso.

El dashboard no debe irse por las ramas, sólo debe presentar aquella información que sea imprescindible, de una forma sencilla y por supuesto, sinóptica y resumida. El sistema de indicadores debe organizarse en un cuadro de mando. El cuadro de mando recoge los principales indicadores y los presenta de un modo claro y útil.

dashboards brandchats

Dashboard BrandChats

Beneficios de la implantación de un Cuadro de Mando Integral

  • Permite tomar decisiones más inteligentes y rápidas por parte de una organización. Los datos estructurados y presentados con coherencia puede ser clave en una decisión empresarial. Con la integración de los datos en un dashboard y representandos de forma gráfica se evita la sobrecarga de información y permite un avance más rápido en la lectura de los KPI establecidos.
  • Los gráficos clarifican como las acciones cotidianas repercuten también al largo plazo. Se puede ver la evolución de una campaña o promoción y medir el impacto que crea al consumidor.
  • Datos en tiempo real. Hay información que necesita ser medida en real time sobre todo, aquellas promociones express, un evento o feria o el lanzamiento de un producto. El CMI permite conocer al momento la evolución de una conversación y se pueden extrapolar los datos y las primeras conclusiones más allá del informe final.
  • Accesibilidad y transparencia. Los datos quedan abierto a varios miembros de la organización. De esta forma, pueden tomar decisiones de forma conjunta y con toda la información.
  • Conocer a tus públicos y consumidor. La integración de variables y algoritmos permite conocer al influenciador de una marca o producto y que estos aparezcan representados en forma de gráfico para detectarlos rápidamente.
  • Correlación de datos. Una marca representa a varios públicos y será seguida por variables distintas. Por ejemplo, una marca de agua representa varias vías de seguimiento como hidratación, salud, deporte,etc. Los CMI permiten segmentar estos datos y encontrar el eje común, que variable es la más comentada y su nicho de mercado.
  • Colores, formas e imágenes. El cliente decide la representación de sus datos. Los cuadros de mando han evolucionado hasta el punto de integrar imágenes dentro de los datos y representar los números en formas y colores. Hay datos que necesitan ser representados en barras pero otros tendrán que ser soportados en forma de gráficos sectoriales, burbujas o anillos.
  • Múltiples fuentes de datos. La unión de los datos sociales con los datos analíticos de las visitas a un site al igual que al CRM empresarial es posible en un cuadro de mando. Las tareas cotidianas de seguimiento se simplifican en una única plataforma.