Social Business Intelligence

10 tips para desarrollar una estrategia de Inteligencia Competitiva

La monitorización e investigación en la web 2.0 para la toma de decisiones.

¿Qué es la Inteligencia Competitiva?

Inteligencia Competitiva es el proceso de obtención, análisis, interpretación y difusión de información de valor estratégico sobre la industria y los competidores, que se transmite a los responsables de la toma de decisiones en el momento oportuno. (Gibbonsy Prescott).

inteligencia competitiva brandchats

1. La Inteligencia Competitiva te ayuda a conocer en qué situación se encuentra tu empresa

Para conocer a los demás, primero debemos conocernos a uno mismo. ¿En qué situación está mi empresa? ¿Hablan de mi en la red? Si es así. ¿Cómo? ¿Tengo presencia 2.0 o nadie me conoce? Es importante saber en que categoría de mercado estamos compitiendo y donde nos queremos posicionar.

2. La Inteligencia Competitiva es la información que se ha analizado hasta el punto donde se puede tomar una decisión.

Los datos sin análisis son un conjunto de letras y números sin lógica. Una vez se monitorizan toman forma y por lo tanto, se convierten en acciones justificadas para tomar una decisión estratégica. Un ejemplo sería el caso de Donettes y su retirada del packaging “A pedir al metro”. Fueron los comentarios negativos en la red lo que ayudó a la empresa a actuar y mejorar su conducta corporativa.

3. La Inteligencia Competitiva es una herramienta para prevenir la gestión de la información. Ya sean amenazas y/o oportunidades.

La mayoría de crisis salen a la luz porqué no se ha hecho un monitoring previo de las conversaciones del consumidor o bien, la empresa no tenía las herramientas necesarias para afrontarla. El mismo caso se puede aplicar en las oportunidades. Un cambio de imagen, un restyling del namming, o conocer un nuevo nicho del mercado. Nunca habíamos tenido las palabras del cliente tan al alcance. Un ejemplo sería el relanzamiento de la marca Herbal Essence. Si repasamos la historia de ese producto veréis que ya no queda nada de aquel recipiente de champú en tonos verdosos que simbolizaban la naturaleza y el bosque. Ahora es una marca con colores vivos, nuevo envase, nueva tipografía e incluso nuevos aromas.

4. La Inteligencia Competitiva es un medio para entregar evaluaciones razonables y justificadas.

Cuando las empresas contratan un servicio de Social Media Monitoring, quieren justificantes y razonamientos más allá de los porcentajes y palabras clave. La correlación de los datos y descubrir las próximas tendencias en el mercado es el valor añadido de una evaluación. Estos justificantes les proporcionará la seguridad para implementar un cambio en el caso que sea necesario y hablar con propiedad. Por ejemplo, ¿Por qué las aguas de colores o los refrescos con sabores a cereza o de color azul triunfan tanto en el Reino Unido o USA pero en España no?

5. La inteligencia competitiva proviene de numerosas fuentes y en diferentes estilos

Internet nos acerca a la calle. Muchos movimientos cotidianos como conseguir un descuento en una tienda o ir a ver una exposición los llevamos a cabo porqué antes lo hemos visto en la red. Las fuentes son infinitas. Vienen en imágenes, tweets, periódicos, en garabatos o dibujos que después se comparten en la red. Los estilos son variados y las fuentes numerosas. Es importante conocer cual es el método de comunicación más usado de tu consumidor.

6. La Inteligencia Competitiva sirve para mejorar los resultados de una organización

Primero hay que Escuchar, después debemos recopilar los datos, analizarlos y para finalizar aplicar la Inteligencia competitiva a nuestra organización. Como bien dice el proverbio, “Hay que oir antes que hablar”. Una vez se conoce el nuevo camino a seguir, se debe implementar una estrategia y establecer unos objetivos medibles y reales. Las mejoras llevan su tiempo pero sobre todo, constancia.

7. La inteligencia Competitiva es una forma de analizar a la competencia

Conocer a nuestro competidor es básico, pero para saber realmente quien es, debemos medirlo. Algunas organizaciones pequeñas creen que su competidor es una gran corporación y no es así. El competidor es aquella organización que tiene un modelo de negocio similar al nuestro y que compite por unos mismos clientes o marcas. Los movimientos de ese contrincante son los que tienen que ser estudiados. ¿A quién sigue en Twitter? ¿Con quién interactúa más? ¿En qué publicación ha sido anunciado? ¿Es esa marca comparada con la tuya? ¿O sólo nosotros tenemos esa percepción?

8. La Inteligencia Competitiva sirve para descubrir nuevas tendencias

En el sector del turismo o bien en los productos de estacionalidad como pueden ser un helado un turrón suelen ser muy útiles y valiosos los estudios de tendencia. ¿Cuál es el destino de moda? ¿Ha tenido éxito el nuevo sabor del verano? ¿Qué lugar o marca es el más activo y conocido en la red? Realizando este tipo de monitorización se pueden abrir nuevos nichos de mercado o bien lanzar un nuevo producto antes que nuestro competidor. Un ejemplo sería Bimbo cuando lanzó su pan sin corteza. Seguro que conocemos a más de una persona que en su día quitaba la corteza del pan, sobre todo los niños.

9. La Inteligencia Competitiva sirve para identificar a los Influencers del sector

Nos ponemos en contexto. Soy una marca de moda y quiero que hablen de mi en los mejores blogs de moda. ¿Cómo los localizo? Debemos conocer cual de esos blogs es el más comentado en Internet, en que redes sociales se mueven, el que recibe más visitas mensuales a su site y si se adapta a la filosofía de mi marca. Un ejemplo clave es el evento de moda 080 Barcelona Fashion y sus invitaciones a bloggers con una repercusión en Instagram, Twitter y en sus blogs elevadas. Reciben invitaciones gratuitas a cambio de que hablen del evento en sus perfiles y site.

10. La Inteligencia Competitiva ayuda a detectar las keywords clave a potenciar

Cuando leemos o vemos un anuncio de una marca, las palabras clave no se eligen al azar. Existe un trabajo de investigación  monitorización previo y también un trabajo de redacción importante. Pero a veces, las organizaciones encuentran trabas para elegir el eslogan perfecto o la descripción del producto adecuada. El Social Listening nos puede ayudar a detectar las keywords exactas para describir el producto perfecto. Un ejemplo, serían los ingredientes de las cremas corporales como “Aceite de almendras dulces” o “Extracto de alga marina”.